Un soterramiento necesario

El ayuntamiento de Ponferrada soterrará 1,2 kilómetros de líneas eléctricas con triple intención: eliminar torres, proteger la salud y liberar espacio urbanístico.