Valladolid cierra una vez más la hostelería