Una oportunidad para dar un impulso a la venta de coches

Seis concesionarios participan en la novena edición de la Feria de Vehículos de Ocasión y Seminuevos, lo hacen en sus propias instalaciones para evitar aglomeraciones y con la confianza de que esta oportunidad sirva para impulsar un mecado que sufre una falta de ventas que en algunos casos puede llegar al 40%, "este evento suele ser importante para muchos usuarios que quieren comprar un nuevo coche, normalmente es una buena fecha para aumentar las ventas", reconoce Jesús Moya, gerente de Ople Jemoya, "ya no es solo que lo compren, sino que decidan mirar un modelo y se animen días más adelante". Unos 200 vehículos son expuestos hasta el sábado en seis recintos diferentes. Menos gente, pero también más convencida de buscar un producto concreto, "es un goteo constante de clientes, de esta forma se cumple el primer objetivo que es garantizar la seguridad", afirma, "pero además sabemos que si vienen a nuestro concesionario van buscando algo muy concreto y eso aumenta las posibilidades de venta", concluye.