Soria vive un 'no Catapán' más triste que el del año pasado

Hoy tendría que haberse celebrado la primera fiesta sanjuanera del año, pero por segunda vez consecutiva, la pandemia del coronavirus ha impedido cualquier acto del Catapán. Ni los jurados de cada cuadrilla han tomado posesión de su cargo, ni se ha repartido vino, pan, queso y bacalao como marca la tradición. Los locales han permanecido cerrados, sin atisbo alguno de fiesta. De hecho, ni se han escuchado Sanjuaneras como sí ocurrió el primer domingo de mayo del año pasado.