Cuatro años de cárcel por planear desde prisión el asesinato de su suegro

En la Audiencia Provincial de Segovia se ha sentado en el banquillo el asesino de Mónica Berlanas, un crimen que sucedió en 2016 en Arévalo y por el que cumple condena de 25 años en la cárcel de Segovia. Desde esta cárcel planificó la muerte del padre de Mónica y de un amigo y por eso hoy se ha sentado en el banquillo. Un acuerdo de conformidad entre las partes ha hecho que el juicio contra él no se haya celebrado,ya que el acusado ha aceptado una condena por estos hechos de 4 años de prisión. Si se ha celebrado el juicio contra el compañero de prisión con el que planificó los asesinatos, para el que se piden tres años de cárcel.