Mantiene el cierre a las ocho

El Boletín Oficial de Castilla y León publicaba este miércoles y hacía efectivo que la hora de cierre de los establecimientos no esenciales se fijaría a las ocho de la tarde a pesar de que el toque de queda se prolonga, por decisión del Tribunal Supremo, hasta las diez de la noche. Esta medida incluye las terrazas de los bares y restaurantes lo que ha causado gran polémica.