Las cofradías exploran alternativas a las procesiones

Fin a las especulaciones sobre la Semana Santa en Castilla y León. Este año no habrá procesiones bajo ningún concepto y la intención de la Junta es que la celebración se reduzca a posibles actos litúrgicos en el interior de templos con estricto control de aforo. Será la segunda edición consecutiva que Salamanca que se queda sin esta conmemoración que también es uno de sus grandes reclamos turísticos.