La mejor pluma del mundo para pescar está en el Curueño

Su fama traspasa fronteras y su brillo los hace únicos. Los gallos del Curueño son un reclamo para pescadores de todo el mundo. Puras razas de gallos leoneses que requieren una cuidadosa crianza, desde la incubación a la pela. Con sus plumas se montan moscas para pescar desde la trucha en el río Órbigo al salmón de los países nórdicos.