La agonía de las escuelas de español

Las escuelas de español piden que su sector sea catalogado como estratégico para poder frenar la sangría que ha supuesto la crisis del coronavirus. En condiciones normales, facturan 45 millones de euros al año, mientras que en 2020 no han llegado a los 2,5 millones. Aulas cerradas y expectativas inciertas marcan el día a día de las empresas dedicadas a a enseñanza de nuestra lengua. De momento, dan por perdido el verano.