La sexta ola, un nuevo golpe para el ocio nocturno

El sector del ocio nocturno no acaba de remontar. Cuando parecía que todo se encaminaba hacia la normalidad y con un buen inicio del curso universitario, la sexta ola ha supuesto un doble problema: algunos locales tienen que cerrar ante el contagio masivo de su plantilla y el miedo ha mermado mucho la asistencia a estos lugares. Eso sí, agradecen que esta vez no se les hayan impuesto restricciones.