Sin supersticiones

Las administraciones de lotería comienzan a vender décimos para el sorteo más esperado del año, Navidad. Más que terminaciones concretas lo que se pide este verano es lotería de aquellos lugares que no vamos a poder visitar en vacaciones por el coronavirus