Encerrados en la Delegación Territorial de la Junta casi una veintena de veterinarios y farmacéuticos

Los veterinarios y farmacéuticos abulenses que se han encerrado protestan por la celeridad con la que la Junta pretende sacar las plazas correspondientes a la oferta de empleo público de 2017-18 ahora que en el Congreso se debate una Ley extraordinaria para regular la temporalidad prolongada. El 40 por ciento de interinos que se contabilizan en el sector en la provincia de Ávila, teme por su trabajo.