Nueva vida para la vieja escuela

El colegio Maristas de Santa Lucía de Gordón llevaba cerrado desde 2013, y solo había tenido uso para acoger algún campamento de verano. En los próximos días volverá a abrir sus puertas, pero ya encaminado a convertirse en un Centro de Turismo. Lo ha hecho posible Mario Ferrero, un joven de la localidad que lo compró a finales del año pasado convencido de sus posibilidades y dispuesto a crear una alternativa que ayude a retener población en su pueblo.