Pasar la Navidad sin salir de la residencia

Tras un cristal. Así reciben los residentes de la Residencia Fuente del Rey a las visitas en Navidad, na situación que asumen y acatan conscientes de la realidad actual, "hay que tener conciencia de que es mejor así", asegura Dativa García, "estar aquí es más seguro y además estamos muy bien a pesar de todo". Aunque otro residente como Serafín Aldea reconoce que es muy duro, "lo que más cuesta es no salir porque otros años iba a comer con mis hijos y ahora no debemos hacerlo". Los trabajadores intentan crear una cálida convivencia para vivir estos días, "intentamos transmitir todo el cariño que podemos", cuenta Charo Igea, trabajadora del centro, "hemos estado cantando villancicos, preparando comidas y cenas especiales, e incluso Papá Noel nos visitó". Con un menú navideño y con varias actividades, desde las residencias se intenta aliviar en la medida de lo posible la situación, "es lo menos que podemos hacer ante esta situación". Aunque con restricciones, los familiares han podido realizar visitas. Dativa siempre se muestra muy contenta cuando pasan por allí, "me llaman y me dicen que me asome, salgo al balcón y hablo un rato con ellos". Serafín tuvo un intenso día de Nochebuena