Tokio, un sueño de dos

Se le escapa la sonrisa a Jesús Gómez porque, sin mínima, la llamada de la selección lo era todo. El discípulo de Benjamín Álvarez Furones estará en los JJOO de Tokio vertebrando gran parte de las esperanzas del medio fondo español. Impensable hace poco más de un mes, cuando se partió el soleo por tres sitios distintos.