"Buenos días, ha sido usted positivo"

Ante la segunda oleada el trabajo de los rastreadores sigue siendo fundamental. En Castilla y León desde finales de septiembre refuerzan esta tarea miembros del Ejército en la Operación Baluarte. Su trabajo es esencial para localizar los posibles contagios y que los ciudadanos tengan claro cuándo deben permanecer en cuarentena.