Me vuelvo al pueblo (204).- Martín Miguel, Segovia

Unas veces es cuestión de prioridades y otras, de huevos. Este es el caso de la vuelta al pueblo que van a ver. Los emprendedores que deciden instalarse en nuestras localidades son de todo menos gallinas. De Segovia a Ávila y de allí, a Martín Miguel. Arturo volvió para hacerse cargo de la agricultura familiar y poner en marcha una granja de gallinas. En Me vuelvo al pueblo han visto muchas historias que ponen la piel de gallina. En esta ocasión, no es menos aunque por otros motivos. Y es que Arturo y sus más de 3.300 gallinas viven tan a gusto en Martín Miguel. Esta localidad segoviana está a 15 km del Acueducto y gracias a sus paisanos, mola un huevo.