Las graves secuelas de padecer covid

En el mes de marzo Cristina Diestro era una de las primeras personas con Covid en Soria, "empecé con mucho dolor de cabeza y del cuerpo en general". Desde el prinpio ella contó con varios síntomas no habituales, "tenía vómitos y diarreas y estuve 15 días así". Pero no fueron dos semanas, su vida cambió una vez pasada la enfermedad. Ha perdido 16 kilos y llevó una dieta blanda durante cuatro meses, "llamaba al médico de cabecera y me hicieron varios tratamientos". Ha sido a partir de junio cuando se estabilizó "pero sigo con muchos mareos, problemas de oído y con un dolor permanente que me llega hasta la espalda". Lo llaman Covid Persistente y ahora Cristina vive con dolor, "hay días que no puedo levantarme de la cama, me cuesta muchísimo". Es su nuevo día a día, "dolores, pinchazos, son cosas que no había tenido antes". Ella es auxiliar de enfermería en la residencia San José de El Burgo de Osma. Zulema de Leonardo es compañera de trabajo y de secuelas, "han pasado siete meses y sigo con síntomas". El dolor es habitual cada día, "dolores de caebza, en el pecho, en la espalda e incluso de vez en cuando me salen hematomas sin golpe previo". No puede subir las escaleras sin estar a