La naturaleza se crece

Han sido varios meses de confinamiento en los que las calles, los parques y las zonas verdes han estado libres del ser humano. Esa razón ha hecho que las especies que viven en nuestro entorno se muestren menos esquivas y campen muchas veces a sus anchas por nuestra ciudad. Ahora que las fases van pasando, la reconciliación con la naturaleza es un hecho tangible y necesario.