Las obras de Pajares secan la montaña central leonesa

Es la obra más faraónica de la provincia. Los túneles del AVE de la variante de Pajares que llevarán los trenes de León a Asturias, 17 años después de comenzar el proyecto, todavía no han entrado en funcionamiento. Lo que si es palpable son las numerosos problemas que ha generado la rotura de los acuíferos y la consecuente pérdida de agua para los vecinos y ganaderos de los municipios de Villamanín y Pola de Gordón.