Duro golpe al turismo

Las restricciones sanitarias, con el cierre perimetral de Castilla y León, que se mantiene, de momento, hasta después de Semana Santa, supondrá otro duro golpe para sectores que acumula más de un año en número rojos y que confiaban en tener un respiro por estas fechas. El turismo y la hostelería miran al futuro con una gran incertidumbre.