ECONOMÍA

Sánchez quiere que Bruselas lidere la compra conjunta de gas para hacer frente al auge de los precios

Además, ha asegurado que la reforma del mercado marginalista debe plantearse a nivel europeo

Europa Press

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha planteado este miércoles que la Comisión Europea lidere la compra conjunta de gas de los Veintisiete, tomando ejemplo de las adquisiciones de vacunas, y se ha abierto a una cooperación reforzada en el caso de que no todos los Estados miembros apoyen la medida.

Después de que España haya lanzado el debate sobre los precios de la energía a nivel europeo en la cumbre celebrada en Eslovenia, el líder del Ejecutivo ha pedido ir "paso a paso" e insistir en que la Comisión Europea se comprometa primero a negociar la compra de energía en nombre de los Estados miembros.

Aunque ha dicho tener la impresión de que la mayoría de países de la UE estarían a favor, Sánchez ha propuesto una cooperación reforzada entre los interesados, en caso de que algún Estado miembro rechace esta opción que, según ha recalcado, se articularía en sintonía con el sector privado.

El presidente ha subrayado que el auge de los precios del gas y la electricidad es un asunto europeo que afecta a todos los Estados miembros, por lo que ha reiterado que la UE cuando ha actuado de forma conjunta ha demostrado ser más fuerte, momento en el que ha trazado un paralelismo con los contratos para adquirir vacunas, en los que Bruselas lideró las negociaciones con las farmacéuticas.

Asimismo, ha asegurado que la reforma del mercado marginalista debe plantearse a nivel europeo, asegurando que es un sistema que "ya no vale" y que toca "revisar a fondo" pues beneficia a las energías más costosas en detrimento de las renovables, por lo que no cumple con los objetivos con los que se diseñó.

El Gobierno ha planteado una batalla en distintos frentes para llevar el tema del precio de la electricidad a Europa. Según ha dicho Sánchez, ahora toca esperar los pasos que se den en la reunión de ministros de Energía y a la propuesta de la Comisión Europea, que presentará una serie de instrumentos la semana que viene para hacer frente a la situación. Todo con el horizonte de la cumbre de finales de mes en Bruselas, donde los líderes europeos volverán a debatir, esta vez en profundidad, la crisis de precios energéticos.

España se ha aliado con Francia, República Checa, Grecia y Rumanía, para hacer un frente común ante la escalada de los precios de la energía. Reclaman una reforma del mercado mayorista y compras coordinadas de gas, entre otras medidas. Sánchez y el primer ministro checo, Andrej Babis, abrieron fuego sobre esta cuestión en la cena informal de líderes de la UE previa a la cumbre UE-Balcanes de este miércoles.