CORONAVIRUS

"Le insistí que le trasladaran al hospital y me dijo que le iban a sedar... y lo que durase"

Muchas familias perdieron algún familiar en las residencias durante la pandemia. Algunas han intentado llevar a los tribunales la gestión que se hizo en estos centros, pero no todas ven que su caso avance en la Justicia

Castilla y León Televisión

Pero para César la atención de su padre, enfermo de COVID-19, en la residencia de Solosancho de Vallavolid no fue suficiente. Su padre falleció el 7 de abril de 2020. Medio año después con el historial médico en la mano no hay base legal para proseguir con su denuncia. César recuerda como fueron aquellos momentos tan difíciles en el que tras insistir que trasladar a su padre al hospital, desde el centro le contestaron "que le iban a sedar y lo que durase", "como no se hacían pruebas en aquella época, lo de posible ahí quedó y se lavaron las manos", continúa.

Los más dependientes, los más mayores estuvieron encerrados con el peor enemigo durante la primera ola en las residencias. Muchos murieron dentro. Desde el principio algunas familias denunciaron que les dejaron abandonados. No de acuerdo con la gestión de los centros, han querido en varias ocasiones llevar a los responsables ante los tribunales, todavía hay quienes continúan con la esperanza de pedir responsabilidades

La Junta siempre ha esgrimido que los centros estuvieron medicalizados, algo de lo que difiere el abogado del Defensor del Paciente, que reconoce que en algunos casos había "una desasistencia absoluta donde había abuelos solos en una habitación, donde no había personal suficiente para atender sus necesidades médicas".