ECONOMÍA

Castilla y León recupera el liderazgo del turismo rural en octubre

En detrimento de Baleares que se lo arrebató en septiembre después de que las pernoctaciones se disparasen. Este crecimiento exponencial está motivado por la buena evolución de la pandemia y por la eliminación de las restricciones

Ical

Castilla y León recuperó en octubre el liderazgo en el turismo rural, en detrimento de Baleares que se lo arrebató en septiembre después de que las pernoctaciones se disparasen un 242,6 % en el décimo mes del año en la Comunidad, hasta alcanzar las 181.309. En todo el país se contabilizaron casi 1,1 millones, un 174,9 % más, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este crecimiento exponencial está motivado por la buena evolución de la pandemia y por la eliminación de las restricciones, dado que en octubre de 2020 la alta incidencia provocó que los aforos de los establecimientos hosteleros y de restauración estuvieran limitados al 50 %.

Por comunidades autónomas, tras Castilla y León se situó Baleares, con 128.119 pernoctaciones, Cataluña (114.852), Andalucía (102.490), Asturias (76.991) y Aragón (70.843). No obstante, Baleares presenta el mayor grado de ocupación, con un 48,9 % de las plazas ofertadas, porcentaje que en Castilla y León cae al 19,50 %.

Asimismo, los viajeros crecieron en octubre un 272,46  por ciento en la Comunidad en relación al mismo mes de 2020, con un total de 83.002, frente a los 22.285 de hace un año. En todo el país se registraron algo más de un millón, un 174,93 % más que en octubre del pasado año.

La estancia media en Castilla y León se situó en los 2,18 días de media en septiembre, frente a 2,49 en el conjunto del país. De los visitantes que llegaron a la autonomía, el 94,2 % eran españoles (78.248) y el resto, extranjeros, 4.754. Sobre las pernoctaciones, eran nacionales el 94.7 % (171.641 personas).

En Castilla y León, a lo largo del mes de octubre permanecieron abiertos 3.372 establecimientos, que ofertaban un total de 29.938 plazas y empleaban a 4.647 personas. La ocupación media por plaza fue del 19,50 %, porcentaje que los fines de semana se incrementó al 39,27 %, y por habitaciones en el 24,98 %.

Por provincias, las pernoctaciones crecieron en todas. El mayor incremento se registró en Segovia, con un 399 %, hasta las 24.238, mientras que en Valladolid fue del 397,7 %, hasta las 13.457. Ávila volvió a ser la provincia con un mayor número de pernoctaciones, con 29.844, tras un crecimiento del 257,6 %, seguida de Burgos, con 25.262 (+324,5 %) y León, con 24.392 (278,7 %). En Soria se registraron 21.797 (+158,14 %); en Zamora, 13.457 (163,7 %) y en Palencia, 11.028 (122,8 %).

En relación a los viajeros, las subidas fueron generalizadas. En este caso Burgos lideró las subidas con un 386,1 %, hasta los 12.372, por delante de Segovia, con un 372,4 % (12.510); Ávila, con un 319,8 % (11.763), y Salamanca, con un 308,7 (9.478). En Soria se contabilizaron 9.360 viajeros (+141,3 %); en Zamora, 6.018 (+238,2 %); en Palencia, 4.872 (+169,6 %) y en Valladolid, 5.009 (+280 %).

Finalmente, la Comunidad cerró septiembre con un total de 73.298 pernoctaciones en apartamentos turísticos, 32.686 en campings y 20.612 en albergues.