MOCIÓN DE CENSURA

Cs escenifica su unidad en Castilla y León y afirma que "nada de lo que ocurra fuera va a cambiar" su pacto con el PP

Los procuradores de la formación naranja reiteran su negativa a la moción de censura del PSOE y aseguran que el acuerdo de gobierno "va bien" y llegará "al final de la legislatura"

ICAL

Los procuradores del Grupo Ciudadanos en las Cortes de Castilla y León escenificaron este viernes su unidad y anunciaron que votarán en contra de la moción de censura presentada por el PSOE, puesto que "nada de lo que ocurra fuera va a cambiar" su pacto de gobierno con el PP en la Junta.

El vicepresidente del Gobierno autonómico, Francisco Igea, y el portavoz de Ciudadanos en las Cortes, David Castaño, encabezaron una comparecencia de todos los procuradores de la formación naranja en el Parlamento autonómico, a excepción de José Ignacio Delgado, que continúa ingresado por COVID-19, para asegurar además que el acuerdo de gobierno "va bien" y que llegará "al final de la legislatura".

Castaño fue el primero en intervenir para calificar a su grupo como "una piña" y señalar que, a pesar de los momentos "muy difíciles" que está atravesando la Comunidad con la pandemia de COVID-19, que están llevando al Gobierno autonómico a tomar decisiones también "muy difíciles", los doce procuradores votarán en contra de la moción de censura porque "cumplimos lo que firmamos".

"Hace poco aprobamos los presupuestos de la Comunidad y esa va a ser nuestra hoja de ruta", explicó Castaño, quien entendió que pueda haber "nerviosismo" y personas que "no quieran confiar" en la palabra de los procuradores de Ciudadanos, pero sentenció: "Ya no sabemos cómo decirlo: no vamos a apoyar la moción de censura".

Tras Castaño, tomó la palabra el vicepresidente y portavoz de la Junta, Francisco Igea, para mostrar su "orgullo" por sus compañeros de partido, a quienes definió como "gente de palabra que cumple sus acuerdos", y por el pacto programático con el Partido Popular que "se está cumpliendo".

"Nada de lo que ocurra fuera de aquí nos afecta porque somos gente de palabra y el acuerdo se va a cumplir", reiteró Igea, quien incidió en esa negativa a la moción presentada por el Partido Socialista: "No tenemos por costumbre censurarnos a nosotros mismos".

Petición de decisiones "adecuadas" a Arrimadas

Igea aprovechó la comparecencia para reivindicar a su partido como "más necesario que nunca" y emplazó a los líderes nacionales del mismo a "hacer que crezca, se haga más grande y se defina por sus políticas" porque "lo importante no es con quien pacto ni con quien no, sino presentar programas y acciones de gobierno que cambian las situaciones y la vida de la gente".

"Eso es la política, un oficio noble, digno y una manera de servir a los ciudadanos, y no lo que estamos viendo estos días", constató Igea, para quien "es evidente que la política no está dando hoy su mejor imagen" pero no quiso entrar a valorar lo sucedido con sus compañeros de partido en la región de Murcia por no conocer "ese proceso de toma de decisiones".

En cualquier caso, Igea consideró que no están "para repartir culpas", puesto que ese proceso tendrá "su momento dentro de los órganos del partido", a cuya dirección llamó a "aprovechar la oportunidad para tomar decisiones y a todas las personas tan buenas que tiene y ha tenido este partido".

Emplazó por ello a la Ejecutiva nacional de Ciudadanos, que se reúne el lunes, a tomar "las decisiones necesarias y adecuadas" para que la formación naranja sea "cada vez más grande y esté más unida" y deje de "perder militantes" y tenga "menos problemas internos". "Discrepar en el partido siempre es posible, pero tenemos que hacer que se hable no de nosotros por nuestros cargos, sino por nuestra política", sentenció Igea.  

De hecho, el vicepresidente de la Junta aseguró que, aunque tuvo sus diferencias con la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, en congresos o primarias, siempre ha aceptado "las decisiones del partido" y, por ello, pide que la gente deje de equiparar "la legítima discrepancia dentro de un partido con la división", porque en política, "uno puede discrepar sobre las estrategias, pero en los momentos en que el partido llega a acuerdos estamos todos juntos".

Es por ello que volvió a reiterar Igea su "gran lealtad" al gobierno de Castilla y León, que "no es del Partido Popular o de Ciudadanos, sino que es de la Comunidad", y en el que continuarán porque "este partido tiene un acuerdo de gobierno y la otra parte está cumpliendo su parte del acuerdo", y es por ello que hoy quisieron escenificar "ese mensaje a la ciudadanía" tras el aplazamiento de la reunión prevista entre Arrimadas y el presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que estaba prevista para el lunes pero que no se podrá celebrar ese día por la reunión de la Ejecutiva nacional de Cs.

Actitud "patética" de Tudanca

Por último, y con respecto a la petición realizada hoy en rueda de prensa por el secretario general del PSOE en Castilla y León, Luis Tudanca, de una reunión con Arrimadas para contarle "toda la verdad", Igea respondió al líder socialista que "efectivamente, es bueno conocer la verdad y para eso hay que mirar la realidad y no confundirla con deseos y anhelos personales".

"La realidad es que hay un gobierno de coalición estable, comprometido y con un programa en marcha", atestiguó Igea, quien no mostró oposición en que Tudanca se reúna con Arrimadas pero le advirtió que "está informada de la realidad de lo que ocurre en la Comunidad". "Empieza a resultar un poco patética la actitud del señor Tudanca, que tendrá que explicar las declaraciones que ha hecho a lo largo de los últimos días con respecto a la moción", concluyó Igea.